Segundo sueño

Soñé que Roberto Bolaño era un detective viejo y salvaje. Constantemente caminaba dando vueltas concéntricas tratando de encontrar una pista que le permitiera regresar a su patria. Nervioso se sentó en una pila de libros y encendió un cigarrillo, cuál patria, me preguntaba.

1 comentarios:

Akeronte dijo...

Soñé que Roberto Bolaño me encontraba mal parqueado en un sueño, por ahí en una de esas agitadas calles del DF. Me preguntó algo así como por dónde llego a Chile, yo le señalé el piso, o una vitrina, no lo recuerdo. Encendió un cigarrillo y se fue mascullando.

Publicar un comentario